Keep Walking

Misha!

Esta es Misha, el tótem de mi emancipación (a la vieja nunca le gustaron los gatos). La adopté en la peatonal San Martín (los que vivan en Santa Fe sabrán del lugar del que hablo). Obviamente, fue bastante fácil de conseguir, ya que por varias estúpidas razones nadie quiere una gata negra. Nadie salvo yo, que era justamente lo que estaba buscando.

A %d blogueros les gusta esto: