Keep Walking

Lecturas de verano

Posted in cultura, Diario, Literatura by Martín on febrero 2, 2011

Mi verano comenzó lleno de ficciones, la lectura entre amansadoras esperas de toda índole favorecen la alienación de los viajes imaginarios que sólo los bibliófilos conocen. Claro está que sin una correcta climatización cualquier actividad, sea esta intelectual o no, se vuelve imposible. Pero los balcones, la sombra de los aromos y algún aire acondicionado ajeno pueden brindarnos el punto propicio para efectuar el salto hacia otro universo. Así de simple puede ser emprender semejante viaje.

DekitaDekita llegó a mis manos, mejor dicho, a mi computadora desde Nada En Especial. Incluso antes de que esté allí publicado tuve la suerte de contar con un ejemplar borrador que Agustín tuvo la bondad de compartir conmigo. Se trata de un libro de cuentos que recopila algunas de las publicaciones que Agustín Kanashiro, autor santafesino, ha realizado en su weblog. Los relatos, de una concisión envidiable, transcurren entre la ficción y el realismo sucio propiamente dicho. Entre todos ellos, mi favorito ha sido Ana Carolina, no tiene desperdicio. Creo que coincidirán conmigo en esto último cuando lo lean ustedes mismos.

En costas ExtrañasEn costas Extrañas es una novela de Tim Powers, a quien muchos reconocen como creador del movimiento Steampunk. Este libro me lo había recomendado Eugenio, ya que ambos hemos sido fanáticos del juego Monkey Island (aventura gráfica de Lucas Art), y cuando le comenté que las películas de piratas protagonizadas por johnny Depp me recordaban mucho a dicho juego, él me dijo que, a su vez, el juego le recordaba a este libro. En fin, después de semejante embrollo, si les gustan las historias de piratas en el Caribe, los ritos vudú y los barcos fantasma, es recomendable que lean éste libro. Una aventura épica en costas de bucaneros.

19841984 es un libro de ficción futurista escrito por George Orwell. Comencé a leerlo con cierto recato, porque en un principio el relato me pareció abiertamente anti socialista (cosa que no sería extraña, tomando en cuenta el año de edición del mismo). Pero al cabo de unos capítulos me dejé llevar por la ficción, dejé de lado estos prejuicios erróneos sobre un autor que no se los merece, y me terminó gustando mucho ¿No vivimos actualmente en la sociedad del Gran Hermano? Entre éste y otros interrogantes podemos además, encontrar verdaderas premoniciones dignas de Nostradamus. Tenía cierta duda con respecto a las implicancias del acotamiento actual del lenguaje y Orwell ya lo había previsto en la década del cuarenta:

“¿No ves que la finalidad de la neolengua es limitar el alcance del pensamiento, estrechar el radio de acción de la mente?”

“Cada año habrá menos palabras y el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño.”

Y un cuadro de las potencias mundiales, pintado desde el pasado:

“El problema era mantener en marcha las ruedas de la industria sin aumentar la riqueza real del mundo. Los bienes habían de ser producidos, pero no distribuidos. Y, en la práctica, la única manera de lograr esto era la guerra continua.”

Con estas tres citas no pretendo arruinarles la novela. Podría copiar unas cuantas más, pero sería demasiado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: