Keep Walking

¡No tan rápido, que estoy viejo che!

Posted in Blogudeo, cultura, Diario, Literatura, tecnología by Martín on diciembre 24, 2010

kung fu quelonio

Caramba, tanto tiempo he pasado disfrutando mis ensueños que casi me olvido de desear Felices Fiestas a la compañía bloguera con la que tanto me gusta compartir este espacio.
Escribo, les comento, casi a punta de pistola. En un principio, las personas que conozco me recomendaban muy cálidamente y en tono amistoso que vuelque algunas letras, de vez en cuando, en esta web para no perderme de vista. Los oí, pero no les obedecí (mea culpa) y ahora están aquí, a la puerta de mi casa lanzando improperios, blandiendo antorchas, tridentes y pantuflas sucias, expresando su descontento con mi actitud indiferente.
Muchas cosas han pasado desde aquel artículo del 20 de junio. En materia de libros, vengo un tanto remolón aunque sigo, a ritmo quelonio pero a paso firme.
Siddhartha resultó ser un libro maravilloso. A partir de allí, el camino de la iluminación me llevó hasta El Lobo Estepario, que me sumió por momentos en la oscuridad absoluta. Necesitaba, después de las noches gélidas y el vodka mal destilado de Hesse, algo que eche mi mente a volar, y por eso volví a El Legado. Eldest, que sigue a Eragon en la saga de Paolini, es un poco más largo que el primero pero aclara muchas incógnitas, está plagado de acción y sobre el desenlace se pueden ver dos protagonistas, el propio Eragon y su primo Roran, quienes luchan en dos frentes de una misma guerra. Lo más interesante, a mi entender, de esta parte de la historia es la revelación del mundo de los elfos en los bosques de Du Weldenvarden, la magia y la naturaleza se funden en este relato fantástico que ante mis ojos comienza a emparejarse con el mundo de Tolkien.
Hoy mismo finalicé la lectura de Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano. Sin ser historiador ni economista, Eduardo Galeano ha sido el que mejor comprendió la realidad socio-económica de América Latina, y en este libro lo comparte con nosotros. Señalé un montón de pasajes en mi Kindle, pero voy a obviar las citas para no extenderme demasiado, es que se me hace tarde y esta noche es noche buena. Todos los que vivimos en este continente títere, creado y criado para perder, deberemos tragar el orgullo que nos divide en naciones (una división inducida por conveniencia) y entender por qué somos lo que somos y, por supuesto, comprender de una vez por todas cómo funciona la ecuación capitalista: para que uno sea extremadamente rico, miles tienen que ser desesperadamente pobres. Creo que es una lectura obligada para todos los que vivimos al sur del estado de Texas y, sin embargo, ha sido sistemáticamente ignorada por la comunidad educativa (como era de esperarse).
Como verán, la inversión que hice en este aparatito (el Kindle 2) ha dado sus frutos, aunque cada vez que entro en la librería (todavía me parece el mejor lugar para comprar regalos) el papel me llama desde los estantes. Por otro lado, como los editores hispanos siguen siendo reacios a la plataforma, la mayoría de los libros los descargo sin pagar un peso (pura piratería) y los paso al lector de libros electrónicos mediante una aplicación muy completa que se llama Calibre y que está disponible en los repositorios oficiales de Ubuntu.
Recientemente me han llegado correos con ofertas crecientes de libros en español en la tienda de Amazon, aunque todavía son muy pocos en comparación con los que hay disponibles en inglés. No es una mala inversión, ya que el libro se asocia a nuestra cuenta y aunque el Kindle termine sus días trágicamente bajo las ruedas de un colectivo de la línea 16 (nefastos colectivos que llegan desde el Tártaro para amasijarnos), la compra no se pierde y se puede descargar cuantas veces la necesitemos.
Y ya me pasé de las quinientas palabras, así que calculo que el sopor y el aburrimiento habrán abatido a los más curiosos. Sólo me queda escribir que este año me ha regalado mis sueños más hermosos, ya no tengo vanas obsesiones, estoy libre y feliz. Para estas fiestas les deseo lo mismo a todos.


4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Kana said, on diciembre 25, 2010 at 11:39 pm

    No leí Las venas abiertas de América Latina pero seguro te va a gustar “Úselo y tírelo” del mismo autor.
    Celebro tu regreso y hasta la próxima Navidad😛

  2. Martín said, on enero 4, 2011 at 6:32 pm

    No encuentro el ebook.
    Tendré que recurrir al papel nomas.😀

  3. adelita137 said, on enero 11, 2011 at 11:20 pm

    Ay, Galeano… está pendiente en mi blog, me lo has recordado. De él me quedo con El Libro de los abrazos, aunque no me he leido el último. Me gustaron tus palabras, galeano hace crecer, aún a los que como tú no lo necesiten.
    Me alegra volver a estar por aquí, ahora mismo me actualizo.
    ¡Feliz 2011, amigo mío!

  4. Martín said, on enero 18, 2011 at 7:56 am

    Galeano hace crecer, Adelita. Sabias palabras las tuyas.
    Qué bueno leerte nuevamente.
    Feliz 2011 para tí también.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: