Keep Walking

Cementerio de Recoleta

Posted in Diario by Martín on agosto 20, 2009

angel02_800“¡¿De dónde?!” Fue la pregunta de mi viejo cuando hablé con él por teléfono y le comenté de qué lugar estaba volviendo ése mediodía.
Resulta que el viernes, creo, agarré la guía T y me mandé a pata hasta la Recoleta porteña. Había hablado con el Kana acerca del cementerio de Recoleta (él ya lo había recorrido en otra ocasión) y me dijo que visitarlo era una buena idea.
A la entrada compré un folleto que contenía un mapa y una suerte de recorrido sugerido con las correspondientes referencias, para que uno no se perdiera la oportunidad de visitar los panteones de todos los próceres y, de paso, para que uno no se perdiera lisa y llanamente en ése laberinto de tumbas y pasajes estrechos.
Muy pocas personas de las que conozco han visitado la capital y se han aventurado a realizar este paseo, que al parecer para los extranjeros es perfectamente normal y lo han incluido en sus itinerarios, porque a medida que me adentraba más entre los fantásticos mausoleos y me cruzaba con distintos individuos, iba discerniendo muy variados idiomas y acentos (italianos, brasileños, franceses, ingleses, norteamericanos, españoles y algunos que no sabría identificar).
Poco me duró el afán por seguir el recorrido planteado en el folleto, pronto lo doblé y lo guardé en el bolsillo y, cámara en mano, me alejé del callejón de entrada y me interné en veredas y espacios más escuetos y menos transitados.
Más de una vez me sorprendieron voces que parecían emanar de criptas deterioradas y húmedas, pero el “che boludo” del personal de mantenimiento me devolvía a la realidad justo cuando le pegaban el último sorbo al mate, muy cómodos ellos realizando un pequeño break sentados en un panteón viejo.
Así, en un recorrido más intensivo y en mi determinación por explorar cada rincón del lugar, me fui topando con todo tipo de lápidas, edificaciones y esculturas.
Creo haberme perdido un par de próceres por ahí, pero no me arrepiento de haber satisfecho mi infantil anhelo de sentirme por momentos un profanador de tumbas.
Unos personajes muy particulares me acompañaron por tramos irregulares, los gatos del cementerio de Recoleta son tipos muy cosmopolitas, como todos los que encontré en la gran ciudad; pero este tema merece un artículo aparte.
Angeles y gárgolas en construcciones de características góticas contrastaban con otras un poco menos convencionales (si es que vale usar aquí ese término), algunas con motivos industriales o agrícolas y una que otra con diseños egipcios.
Monumentos y esculturas erigidas en altos pilares romanos, hacían las veces de puntos de referencia cuando uno levantaba la vista.
Asomándome en algunos ventanales pude divisar que muchos panteones tenían escaleras que llevaban al subsuelo, donde supongo descansarán (no en paz, en el cementerio de Recoleta hay gente todo el año) los restos de gente muy pudiente o muy querida.
Una sola tumba conserva aún algunas flores frescas, la del Dr. Raúl Ricardo Alfonsín, tan sencilla y austera y con tanto significado. Un vitreaux en el techo y las placas de mármol parecen poca cosa cuando se lee el pasaje del preámbulo de la Constitución Nacional grabado en un rincón.
Para mí fue como visitar un lugar mágico, una ilusión interrumpida algunas veces, cuando uno estaba cerca de los muros y veía aparecer un edificio gigante tras las alas de un ángel.
Volveré a visitarlo el día que me compre una reflex, esta vez por la tarde, momento en que la luz es un poco más propicia que el insípido sol del mediodía.

*Algunas imágenes en picasa

…angels in heaven done sign my name…

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Recoleta said, on agosto 20, 2009 at 9:32 am

    Hola hielasangre, te felicito por la crónica: fue atrapante.

    Coincido en tus apreciaciones, a medida que uno se adentra en las callejuelas, va compenetrándose tanto que cualquier ruido inesperado lo sobresalta.

    Te cuento que estamos construyendo un mapa del cementerio imprimible y gratuito, para quienes ya quieran ir con su mapa en mano.
    Está en http://www.recoleta.com.ar/pagina/mapa-de-recoleta?field_seccion_nid=479

    Si te interesa participar de nuestro sitio, contactanos!

    Saludos!

  2. adelita137 said, on agosto 23, 2009 at 9:23 am

    Una vez más, compartimos gustos. He ido muchas veces al Cementerio de Colón, aquí en La Habana, declarado Patrimonio Nacional y Museo a cielo abierto. Tiene fabulosos monumentos y estatuas valoradas en millones de dólares. A muchos les sobrecoge una visita al cementerio, pero yo lo veo hermoso y su tranquilidad y paz me vienen muy bien en algunos momentos. En fin, si te entusiasmas, puedes venir a verlo personalmente, jeje. Además, queda cerca de mi casa y te tomas un cafecito con mi familia, ok?
    Me hubiera gustado ver más fotos de las que hiciste.
    Un saludo,
    AD.

  3. hielasangre said, on agosto 23, 2009 at 3:08 pm

    Recoleta, gracias por la invitación. Veré en qué puedo ser útil. Me parece muy buena la idea de realizar un mapa on line, no sólo del cementerio sino de toda la zona.
    Adelita, ojalá algún día pueda darme una vuelta por Cuba y no te preocupes que tanto el cementerio de Colón, como la sede de Mi Librería estarán incluídos en el itinerario. Subiré más fotos en un futuro próximo, ahora estoy tratando simplemente de registrar todo para no olvidar nada😛
    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: