Keep Walking

El sueño del pibe

Posted in cine, Diario by Martín on agosto 19, 2009

destructorLa muestra se había anunciado hasta fines del mes de julio, pero quizás por la afluencia de público, o tal vez como un gesto de aprecio del Tata hacia quien les escribe, se extendió un par de días más. Esto fue suficiente para que el Kana me acompañara hasta el Centro Cultural Recoleta y me dejara en las puertas de mi ensueño galáctico. Nadie más que un geek puede entender lo importante que es asistir a un evento de estas características.
Apenas entré me ofrecieron un pase para la Escuelita de Jedis, invitación que me vi obligado a declinar pero que hubiera aceptado con gusto unos veinte años atrás. Acepté la recomendación (más bien fue una advertencia) de no usar flash dentro de la exposición, aunque no me percaté de la configuración en que había dejado la cámara durante mi recorrida por Recoleta, ergo (luego de asentir educadamente al patovica) ahí nomas, en el primer modelo a escala real, pegadito a la entrada me mandé un ¡ploff! que relampagueó en todos los stands del predio y en una reacción más bien desafortunada lo rematé con un ¡Puta Madre! que no hizo más que profundizar el fruncimiento de la cara del señor en cuestión.
boba_fettSuperado el inconveniente, seguí el recorrido de una manera un poco menos grotesca. Así me encontré, en un primer momento y en una actitud un tanto histérica, desconcertado sin poder resolver el dilema de si debía sacar fotos a todo lo que me topaba o simplemente apreciar la muestra y leer las referencias. Finalmente me decidí, las fotos primero, el recorrido después (total ya estaba adentro, no había razones para correr como un loco).
Maquetas y modelos a diferente escala, algunos en tamaño real, tenían un nivel de detalle impresionante. Uno podía acercarse con un macro y en cada aproximación descubrir algún rasgo, alguna característica nueva.
Los stands estaban organizados por planetas o por razas, según el material del que se disponía, salvo por algunos elementos particulares como esa monstruosa maqueta del destructor imperial que estaba sola y parecía suspendida en el aire.
Había, también, varios maniquíes exponiendo el vestuario de los personajes de la saga completa. En este último aspecto se destacaba el stand dedicado a los distintos atavíos de la Padmé Amidala, reina de Naboo (y este ya parece un comentario no del todo heterosexual, pero si le pedís a tu novia que se vista… bueno, sos un degeneradito y punto).
Como la exposición estaba culminando, no tuve la suerte de encontrarme con ninguna personificación en vivo, exceptuando esa rubia vestida de Jedi que accedió sonriente a que la fotografíe (y acá sí usé flash, y que me vengan a buscar si quieren, salames!).
Fue muy interesante poder apreciar los bocetos y los Story boards originales, que muchas veces distaban un poco de la apariencia final de los personajes reales. En lo personal, creo que se lleva el premio el story board arrugado, un tanto amarillento y con agujeritos, de la pelea entre Luke y Darth Vader.
Salí con una sonrisa de oreja a oreja, como si hubiera vuelto a ése momento de mi niñez en que vi, por primera vez La Guerra de las Galaxias.

*Algunas imágenes en picasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: