Keep Walking

Aimee Mann en el Gran Rex

Posted in cultura, Diario, Música, Sociales, Videos by Martín on agosto 18, 2009

aimee_ticketsLo he confirmado, viajar en el asiento 13 es de mala suerte. Tuve un gordo adelante que me roncó todo el viaje. Busqué un buzón de sugerencias y aunque no encontré ninguno, tendrán a bien los administradores de El Pulqui aceptar mi propuesta de crear una sección “roncadores” en el baúl de los colectivos de larga distancia.
No voy a entrar en detalles aquí sobre mi estadía en la gran ciudad, sino que me voy a limitar a comentarles el impecable espectáculo que tuve la suerte de presenciar por unos pocos mangos gracias a la gente de Personal y Aeropuertos Argentina 2000, y su ciclo Personal Jazz Night 09.
Digo por pocos mangos, porque la entrada en pullman me costó apenas unos cien pesos y, gracias a la viveza criolla de cierta gente, por una “pequeña contribución” conseguimos reubicarnos en unas plateas que no iban a ocuparse, un poco más cerca del escenario.
La arquitectura del Gran Rex y la magnífica labor de los sonidistas se encargaron de hacerme llegar cada nota de cada instrumento y de cada voz en forma tan pura que ni estando entre los músicos podría haberlos oído mejor.
Aimee Mann nos sorprendió con un espectáculo austero, sólo tres personas en escena lograron hacer lo que otras bandas no hacen con veinte. Eso se llama “hacer música”. Acá no hubo showmans ni cantantes-vedettes estrenando liposucciones. La sencillez de Aimee cautivó al público y aunque no habla ni una palabra de español, se hizo entender bastante bien y luego de disculparse por el pequeño resfrío que la aquejaba, se dedicó a tocar y a cantar, y sonó fantástica.

aimee_show

El sobrio encanto de Aimee

Algún mediocre podría interpretar al público como gente fría y de poca actitud; los que estuvimos allí sabemos que una oportunidad como esta se da pocas veces y que en ocasiones, para disfrutar de la música, hay que dejar que los músicos toquen (ya cantaremos los temas en la ducha cuando lleguemos a casa).
Aimee tocó un poco de todo, temas del soundtrack Magnolia, Bachelor Nº 2, Teh Forgotten Arm y su último disco @#%&*! Smilers (me gustó mucho Little Tornado), entre otros. La escueta formación, compuesta por Aimee (voz, guitarra y bajo), Jebon Bruni (teclados) y James Edwards (teclados, guitarra, bajo, percusión) introdujo además algunos arreglos digitales bastante interesantes.
La sorpresa de la noche fue la apertura del espectáculo, que estuvo a cargo de Hilda Lisarazu quien presentó algunos temas de su disco Hormonal. Como es de esperarse, algunos de los asistentes se impacientaron un poco al tener que esperar para ver a la estrella principal; no es mi caso, a mí me gustó. Como detalle de color, Hilda tocó el tema “Buscando un símbolo de paz” en una versión bastante original y recién ahora (después de leer algunos reviews) me entero que Charly estaba entre el público.
Sería feliz si espectáculos como éste llegaran a Santa Fe (más allá de pequeños grandes avances, como fue la presentación de Fito que me dijeron estuvo muy buena), una ciudad en la que el Teatro Municipal se entrega a la piojera de Leo Mattioli y las entradas para apretarse en el pasto y escuchar a un tipo que escribe un manual de cuernos llegan a costar cuatro veces lo que yo pagué por escuchar músicos que parecían verdaderos Luthiers, reinventando instrumentos que ya conocía.
Por suerte, siempre hay gente que se toma cinco minutos para capturar en video una pequeña muestra de estos espectáculos y algo hay dando vueltas por youtube. Entre las cosas que encontré, está este tema: Deathly.

*Algunas imágenes en picasa

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. patricio said, on agosto 19, 2009 at 8:57 am

    Estimado Martín!

    Soy un frecuente viajador de 5hs por la madrugada y es totalmente insoportable tener un vecino roncador en el cole. No digo pegado, en el silencio de la madrugada, tener un roncador en un radio de 3 asientos es como dormir la siesta en un aserradero!

    Hasta ahora, después de descartar algunos intentos frustrados de homicidio al roncador, lo único que me permite dormir es un poco de Deep Purple en el mp3…

  2. hielasangre said, on agosto 19, 2009 at 3:15 pm

    Sufrimos entonces, compañero Patricio, los mismos flagelos. Sabrá que yo me había aprovisionado el reproductor de mp3 con unos cuantos temas de Aimee Mann para ir entrando en clima y algunos de Avett Brothers. Así que hice algo parecido a lo que usted con su púrpura profundo, aunque igual me costó conciliar el sueño y yo calculo que entre un sobresalto y otro, no dormí más que un par de minutos.

  3. mundosub said, on agosto 24, 2009 at 6:29 am

    Concierto interesante como he leído en más de un sitio. Practicamente como su discografía. Una pena lo de los acompañantes del tren, porque no podrías dormir muy bien.

    Si te quieres pasar por mi blog musical:

    http://notiiforget.blogspot.com

    Un saludo

  4. hielasangre said, on agosto 24, 2009 at 8:50 am

    Interesante tu weblog, mundosub, justo andaba buscando algún blog de música ya que esta categoría estaba un tanto famélica con respecto a las demás en mi lector de feeds.

  5. […] esta consigna en mente me fui a Buenos Aires a ver a Aimee Mann, recorrí unos cuantos lugares y me volví para Santa […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: