Keep Walking

La tribu más extraña

Posted in Diario, Sociales by Martín on octubre 18, 2008

Dos fines de semana seguidos de gratas sorpresas.

El pasado, tuve la suerte de ver al Kana en su vuelta a Santa Fe después de mucho tiempo. Este, volver a juntarme con la tribu más extraña de la cual todavía me considero parte, la tribu de ConMega.

Recibí el mensaje de Miguel (un amigazo, el primero que me acompañó en un viaje de trabajo más allá de Santa Fe y un tipo con el que vale la pena laburar) el jueves a la tarde para invitarme a la despedida de Eugenia, la DBA que se iba en busca de nuevos aires laborales. Ya casi no queda nadie de mi camada, de a poco se las fueron tomando todos.

La verdad es que los extraño un poco, un plantel de trabajo como ése es algo que nunca voy a encontrar en la administración pública. Pero llega un momento en que es necesario hacer valer nuestro trabajo y buscar un valor/hora un poco más cerca a lo que nos merecemos. Yo decidí correr ése riesgo y, por lo que veo, no he sido el único.

Volver a ver esas caras, no tiene precio. Eddy, el Sensei Chaqueño. El Fede, La Shoshi, Silvia, mi tocayo Martín, Germán (a este lo veo bastante seguido) y un par de caras más nuevas y muy amenas. Claro que es al pedo que se los nombre porque ustedes no conocen a ninguno. Pero si hay algo que nunca supe entender es cómo se las arregla el departamento de recursos humanos de la empresa para conseguir esas personas.

Por suerte ahora lo tengo al Trapo, por lo menos uno a quien le puedo confiar mi espalda y que me va a bancar incluso cuando haya que laburar codo a codo más que un par de horas extras para implementar cosas nuevas. De todos los que está ahí adentro (en mi actual laburo) es el único que comparte mi visión del trabajo. Los demás prefieren comprarse un libro de Bonsai, antes que leer un paper de samba, cups, o probar algo nuevo. Y no digo más porque me estoy arriesgando demasiado😉

En fin. Mi reencuentro con la tribu más extraña transcurrió en Stroker, entre pizzas, cerveza negra, fernets con coca, unos partidos de pool con tacos sin punta y bailes exóticos documentados en una cámara que no me pertenece y que tendrá que dar un par de explicaciones, veré si puedo hacerme con algunas imágenes.

Por supuesto, yo tenía que dar la nota de la noche con el tema baños. Me estaba meando encima, así que encaré decidido y sólo para el ñoba, a echarle un poco de cloro al inodoro. Entré casi corriendo (es que se me salía el chorro) con un pedalín bastante pronunciado, encaré al primer lugar libre que ví (en el baño no había nadie) y arrimé la puertita. A mí no me gusta que me toquen la espalda mientras meo, así que busco siempre un lugar un poco retirado. Por desgracia, alguien había dejado la tapa baja y, por supuesto, yo no la iba a levantar con mis manos. Mientras estoy terminando de evacuar mis fluídos corporales, escucho que entra un grupo de mujeres cuchicheando pelotudeces ¡Mierda! Me equivoqué de baño, de nuevo ¿Qué putas hago ahora?

Bueno, lo primero que hice fué levantar la tapa del inodoro, porque parecía que le había llegado la tormenta de Santa Rosa con toda la furia de la corriente del Niño. Las chicas seguían ahí. Así que decidí que iba a salir, tranquilo, decir algo ingenioso, disculparme entre risas de Dandy y retirarme con un gesto apacible en mi rostro.

Abrí la puerta. El grupo de chicas me miró con un gesto de incredulidad que es difícil de describir, pero yo calculo que mi gesto debe haber sido peor. Varios conocen ya la sonrisa de payaso degenerado que se me pinta en la cara cuando tomo. En esos nanosegundos tomé aire, y pronuncié mi discurso conciliador: Eh..Hu! Me equivoqué. Dicho eso, salí corriendo por la puerta. Volví a la mesa de pool y seguí jugando como si nada hubiera sucedido.

Fué muy lindo ver a estos viejos amigos de nuevo. Probablemente se repita, aunque a mí en verano me rompe bastante las bolas salir.

Strangest Tribe – Pearl Jam
https://vat69.files.wordpress.com/2008/10/strangest-tribe-pearl-jam2.mp3%20

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Kana said, on octubre 20, 2008 at 8:46 am

    “El clásico escatológico” se intitulan las desventuras de orines y baños según Martín. Una obra llena de drama, romance, nostalgia, vivencias y un toque de humor negro.😎

  2. Kana said, on octubre 20, 2008 at 8:47 am

    Ah si, reencontrarse con los amigos está bueno😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: