Keep Walking

Tira esa cafetera

Posted in Blogudeo, Diario by Martín on septiembre 18, 2008

¡Y no la tiro una mierda! A mí me gusta esta cafetera, carajo.
Les había contado, hará cosa de un año, que me había comprado una cafetera. Una ganga. Linda cafetera por cincuenta mangos. Y andaba de maravillas, hasta que un día miré la jarra medio fuerte cuando la estaba lavando y se hizo bosta en mis manos.
Ahí quedó la cafetera. Fué una experiencia enriquecedora, aprendí mil y una formas alternativas de hacer café (algún día las contaré aquí).
El tema es que hoy me levanté constructivo y llamé al Service que figura en la caja del indispensable aparato.
Ahí me dijeron que ellos no eran más el service de esa marca y que debía averiguar cuál era el nuevo ¡Me cago en diez!¡Pero si la compré hace un año! Que mala leche la mía comprar el aparato justo cuando se les ocurre cambiar de service.
Tan fácil no me van a cagar, me dije, y llamé a Frávega.
Me atiende una mina, que mientras tanto estaba atendiendo gente en la caja (comprendo que estaba hasta las bolas) y me dice que espere. Entonces lo llama a un tal Carlos (si mal no recuerdo), pero en ningún momento tapa el micrófono. Así que puteadas van, puteadas vienen, el tipo accede a atenderme, de mala gana.

Como están obligados a tener un trato relativamente cordial, el tipo no me atendió tan mal. Le comenté mi problema con la jarra de la cafetera y le pregunté cuál era el service actual de la marca. El me pasó la dirección, pero no paró de recomendarme que me comprara otra cafetera, que con el precio de la jarra era mejor comprar una nueva. Entiendo lo que me decís Carlos, pero a mí esta cafetera de morondanga de cincuenta mangos me gusta, qué se yo, me encariñé, no pierdo nada con averiguar de camino al trabajo, gracias por el consejo igual.
Y así lo hice, de camino al laburo pasé por el service. Me atendió una muchacha interesante, mientras un tipo atendía a otro que evidentemente no tenía la más puta idea de informática porque le estaba verseando que un mp3 mal grabado te podía joder los drivers de sonido, pero que en cuanto termine de instalar el service pack tres se la llevaba (a la máquina) ¡Cuac! ¡Maestro! ¿Cómo hacés? En serio, a mí no me dá la cara, así que trato de elaborar engaños un tanto más complejos… o al menos más verosímiles.
En fin. La mina me dijo que no tienen jarras de cafeteras en stock, que las traen a pedido y que más o menos me saldría unos 45 pesos (les recuerdo que la cafetera me costó 50) ¡Bué! Dije. Sólo quería sacarme la duda (y terminé con la duda adentdo), gracias igual.
Cuando volvía del laburo, seguía con la idea de arreglar el aparato ¡Que no la voy a tirar una mierda!¡Putos!
Decidido, pensé en ponerle cualquier recipiente que se adapte a la altura, pero lo único que tenía era un jarro de plástico. Se lo puse, pero había un segundo problema. La tapa de la jarra original levantaba una trabita que permitía que el café caiga sólo cuando la jarra está puesta.

pituto_th

Pituto Exiliado

Y bueno, ya estaba con los huevos bastante inflamados, así que (a dedo y con pericia de relojero) quité el ingenioso estorbo. Ahora el café cae derecho, así que para sacar el jarro tenés que esperar a que termine de caer todo el oscuro elemento, pero me chupa un huevo.
¿Vieron? No la tiré un carajo.
Vayan a venderle cafeteras a su puta madre.

jarro_th

Cafetera Villera

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. emi said, on septiembre 18, 2008 at 11:31 am

    JAJAJA comprate una nueva. Igualmente quedo bastante bien por lo que se ve en la fotito.

  2. Kana said, on septiembre 18, 2008 at 2:15 pm

    ¡Te felicito pibe!
    Ese es el ingenio argentino de “lo atamo’ con alambre”.
    Filosofando y delirando un rato, el no haber querido cambiar de cafetera no es una cuestión de amarretear si te ponés a pensar en el precio, es una cuestión de visión y de postura ante el sistema que te impone la idea de “tirá lo que tenés que anda bien solo porque te faltó el piringundín ABC que no se consigue más o se consigue más caro, ahora hay que usar DEF”.
    Yo pienso igual y tanto vos como yo somos una ínfinitésima porción de los consumidores.
    De todas formas, en nuestro país aunque se consuma un montón no tiene el impacto signficativo (aunque sí tiene un impacto) comparado con los países que sabemos que sí despilfarran los recursos mundiales.
    Te recomiendo te des una pasada por “Story of Stuff” (http://www.storyofstuff.com/). Por si no conocías este sitio te recomiendo ver el video, muy instructivo.
    En youtube o Google video está el video completo en “argentino” (puaj!).

  3. Niserbm0n said, on septiembre 20, 2008 at 3:50 pm

    Jejeje! Dios, cómo me gusta cómo escribís!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: