Keep Walking

El loco Francis.

Posted in Blogudeo, Dark Chest Of Wonders, historia, humor by Martín on julio 22, 2008

Francis era un tipo raro. El sabía que era raro y a veces pensaba que su muerte debería ser igualmente extraña, para rematar esa vida extravagante que había llevado. Pero no se hacía demasiado problema, aunque muy de vez en cuando escribía algo sobre el tema.
Avezado hombre de letras, se distinguía en las artes y las ciencias humanas (política y filosofía más que nada), y dividía las opiniones en tres; estaban los que lo admiraban, los que lo aborrecían, y los que no lo conocían. Estos últimos, por aquel entonces, eran la mayoría (al menos en proporción mundial).
Un día se le dio por congelar un pollo. Cosa rara por esos días (corría el año 1626). Así que se cruzó a la tienda de abarrotes, miró al gordo del otro lado del mostrador a los ojos y dijo:
F:”Oh venerable señor que de alimento nos provees. El destino me trae a vuestra tienda en busca del gallináceo que saciará mi apetito.”
G:”A ver boludo. Vos querés un pollo.”
F:”Si. Aunque en verdad señor es rudo su lenguaje, pero me conmueve…”
No terminó la frase y el gordo le metió una escupida en el ojo izquierdo. Demás está decir que el gordo lo conocía bien, y no era de los que lo admiraban. A lo que Francis contestó con un prolongado agravio que no logró llegar al corazón del exuberante señor (o bien no le entendió un carajo). Pero como nuestro letrado amigo ya había depositado la cantidad correspondiente de libras sobre el mostrador, el tipo le dio una gallina medio mugrienta pero bastante rebelde.


Costó mucho al estudioso el cruce de vuelta a casa. Entre vigorosos aleteos, plumas sueltas y “adónde aprendiste a cruzar adónde, gilastrún!” llegó hasta su hogar.
Si bien había realizado algunos estudios en cadáveres en épocas anteriores, nunca se le había dado por desnucar una gallina, así que se complicó un poco. Probó torcerle el cogote pero se luxó un dedo (no era precisamente un hombre de campo) y casi se le escapa el pájaro, ahora dando unos cacareos histéricos por el patio.
Sacó cálculos de proporciones de masa y llegó a la conclusión de que aquel minúsculo bicho no debería representar mayores problemas para su persona, sería una ridiculez que le gane una gallina. Así que la empezó a perseguir, no sin antes tomar la precaución de hacerse con el hacha que tenía abajo de la cama (decían que el viejo Francis tenía principios de paranoia). La alcanzó en el fondo después de unos cuantos periplos que dejaron mutiladas un par de esculturas sin mucho valor.
La mató de quince hachazos aunque en ningún momento logró desprender la cabeza, que quedó como una masa informe de carne y huesos. Quitó las entrañas (que a estas alturas ya estaban frías) y dada su curiosidad científica se decidió a probar los efectos del frío en el proceso de descomposición de los animales. La llenó de nieve ahí nomas, a la intemperie, y la enterró en el blanco elemento.
Cazó un artilugio que hacía las veces de cronómetro y, como un niño ansioso, se sentó a esperar que el occiso animal se congelara. Pasaba el tiempo y la carne seguía tierna. La desenterraba, la volvía enterrar. Se hizo de noche y él seguía concentrado en el proceso que se había propuesto observar, ya desfigurado, un poco azul, en una especie de éxtasis investigativo.
No pudo concluir su experimento.
Francis Bacon murió días después en Londres, a la edad de 65 años, a causa de una gripe que devino en pulmonía.
A sus últimos balbuceos nadie los tuvo en cuenta, los consideraron delirios a causa de la agonía por la fiebre.
Semanas después alguien vió en su patio a un ex paciente del nosocomio en que Francis había fallecido. Andaba con una pala buscando una gallina. Las autoridades lo internaron en el manicomio sin mediar muchas preguntas.

Lecturas:
Siglos Curiosos
Muertes estúpidas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: