Keep Walking

Cien días de locura.

Posted in Diario, humor, política, televisión, Videos by Martín on julio 5, 2008

Este país es así. Te acostás a dormir la siesta y cuando te despertás cambiamos de gobierno y vos no fuiste a votar. Te fuiste a echar un cloro y escuchás un reviente de batería de cocina pero cuando salís a cagar a patadas al perro hijo de puta que no te deja mear tranquilo te das cuenta que el bodrio es en la calle ¿Cómo no me enteré de esto? Decís mientras revisás un mensaje de texto de hace cinco minutos que te lo manda Juan Pelotas convocando un cacerolazo espontáneo pero la única olla que tenés está juntando hongos con un guiso de la semana pasada. Caés al laburo a la mañana y le comentás a tus compañeros: “Que quilombo con el campo che”, a lo que tus compañeros contestan: “Pero vos vivís en un frasco pibe. El campo ya está negociando con el gobierno”. La puta madre, me perdí de nuevo. Antes de volver a casa te llevás dos pesos con cincuenta en el bolsillo para comprar un litro de leche, pero no encontrás la marca que comprás siempre. Encontrás la otra, la barata, la que viene con nata y pendejos de gringo pero que ahora está cincuenta centavos más cara que la anterior, que era la buena. Vas camino a la facultad y ves que hay colas de dos cuadras en las estaciones de servicio, cursás hasta las once y a las 9:45 te avisan que a partir de las diez los colectivos no circulan más por la crisis de combustible ¡Mierda! Salís cagando porque la puta facultad del orto queda en la loma del ídem. Llegás a tu casa, prendés el televisor, lo liberan a De Angelis (¿cuando putas lo metieron preso?) pero ahora tiene todos los dientes. El interior tiene ahora un mártir, se encabronan de nuevo, requeterrecontra cortan las rutas de nuevo y se ponen a hacer un duelo de hinchadas con los camioneros en la ruta once.

Tu viejo vuelve con tierra hasta en la raja del culo porque tuvo que volver por cincuenta caminos rurales, dice que vió al lobizón pero probablemente sea el delirio de la amansadora que se tuvo que comer. Al gobierno le chupa un huevo que De Angelis le muestre los dientes (Cuac!), a Cristina le agarra la menopausia escénica y dice que quiere dialogar sola. Les hace pito catalán a los de la opsición porque ella ganó las elecciones y ellos no y además Nestor la tiene más grande. Nestor ve toda la plaza sin girar la cabeza y escupe una lluvia de ceceos golpistas a lo Dady Brieva interpretando al conde drácula. Cambiás de canal porque ya estás hasta los huevos y no conseguiste entender una mierda. Te dormís y soñás que los de GreenPeace corren a D’Elía porque la caza de gorilas es ilegal. Se pelean, se juntan, se pelean, se juntan. En una asamblea aparece una representante de los pueblos originarios, dice dos huevadas y grita que no la dejan hablar porque es negra (seguro que también tuvo un sueño la otra noche). Llega un momento en que todo te chupa un huevo. Prendés la tele para ver los padrinos mágicos y nada más, aunque en algún que otro zapping lo agarrás a Moyano rascandose el culo con las manos de Perón. En el laburo se comenta que hay paro de nuevo. Vos decís que no estabas enterado. Te miran con cara de civiles ejemplares y te reprochan el desinterés ¡Y vayansé todos a la concha de su hermana! ¿Alguno se va a dedicar a trabajar hoy? ¡Putos hijos de un culo! A la tarde te llegan cadenas de mail hasta de tu hermana, apoyando al campo y defenestrando al gobierno (cosa que vos venías haciendo desde antes del confliicto, no había necesidad de que te corroboren nada). “¿Para que carajo me mandás esto? Vivo al lado tuyo ¡Como en tu casa!”. “Me lo mandó una amiga”, dice. “Ah, si, la flaca. La que vive en una nube de pedos. Una garantía. Igual ya bloqueé (bloquié) tu cuenta.”
Y me pierdo. Me pierdo de nuevo y los amigos que se quejan porque el campo tira la leche (y las putas se la juntan mientras tiran la goma) tienen razón y se la dás, y los compañeros de facultad que vienen a estudiar desde Villa Trascul (algo un par de años más evolucionado que una villa Amish) te cuentan las desventuras del productor agrario y también tiene razón, y se la dás.
Al final quedás un tanto mareado. Por eso, si te perdiste de algo (y para eso basta con que hayas bajado la mirada para ver el moco que te sacaste), te aconsejo veas este resúmen (que encontré en el blog de Calíope) con locución del magnífico Lalo Mir, que en cinco minutos y un par de cachetazos te pone más o menos al tanto. Aunque no te aseguro que en esos cinco minutos no te pierdas de algo en crónica TV. A lo mejor vuelven Carozo y Narisota.

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Kana said, on julio 7, 2008 at 1:39 am

    Jaja, muy bueno. Imaginate que yo estaba inmerso en ese loquero. Lobotomía total.

  2. […] este video relatado por el genio Lalo Mir lo ví en el blog de Martín. Me gustó tanto y me pareció hecho con tan buen criterio y una mirada lo más objetiva posible […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: