Keep Walking

Cultura básica de un informático

Posted in Internet, Sistemas, tecnología by Martín on diciembre 15, 2007

Esta es una parte de la entrevista que realizó Eduardo Manchón a Ricardo Galli.

¿Quién es Ricardo Galli? Pues vean éste estracto del diario de tecnología La Flecha:

Ricardo Galli nació en Argentina. Tras un proyecto universitario para controlar el aparcamiento de los aviones en el aeropuerto de Son San Joan en Palma de Mallorca, decidió afincarse definitivamente a este lado del charco. Galli es profesor de Sistemas Operativos de la Universitat de les Illes Balears, pertenece a la Free Software Foundation y es por tanto un gran activista del software libre. En diciembre de 2005 lanzó Menéame, un sistema para promocionar las noticias publicadas en los blogs, utilizando a los lectores como filtro; el sistema permite seleccionar historias de interés sobre un determinado tema . El norteamericano Digg es la inspiración de Menéame, pero con matices.

La entrevista es muy interesante, pero la parte que me llamó la atención es ésta:

Eduardo Manchón: Las empresas dicen que la universidad no prepara a los estudiantes lo suficiente para el mercado laboral. En tu caso como profesor de universidad y administrador de un proyecto del mundo real. ¿crees que están preparados para el mercado laboral al salir de la facultad? ¿Y para montar su propoio proyecto?
Ricardo Galli: Sí y no. Lo explico según cómo lo entiendo aunque suene muy provocador.
En primer lugar en temas “técnicos” o de temática que se dan en la universidad no estamos mal, es muy mejorable, pero razonable. En cuanto a capacidad técnica de los profesores, hay de todo, pero puedo asegurar que la mayoría de mis colegas son mejores profesores e investigadores que yo. A veces la “suerte” se echa no en la carrera sino en quién te ha tocado de profesor en asignaturas claves, por allí has tenido alguien genial en un tema que inspira tanto –por ejemplo transmitiendo aquello que todavía queda por hacer– que te dan ganas de empezar un proyecto relacionado, o que le encuentras una salida tecnológica o comercial.
El problema viene por otro lado, los postgrados y el acceso a los investigadores y empresarios con mucha experiencia. Los temas que se dan ingenierías o licenciaturas no varían demasiado con las “del valle de California”, aunque cambia quiénes son los profesores y el acceso y contacto con la “comunidad científica” que brinda la universidad. Por ejemplo Google o Yahoo surgió de alumnos de postgrado de Stanford, donde han tenido oportunidad de trabajar y recibir consejos de gurúes –en el caso de Page y Brin, de Hector García Molina, un prestigioso científico de computación distribuida–.
¿Qué les ofrece eso? Sobre todo mucho morro, ego y autoconfianza (¿suena mejor y más apropiado “self confidence”?). Y ese es el principal problema que veo en nuestras universidades, parece que estamos educando para ser “directores de proyectos” en el sentido de empleado de una gran empresa o en el mejor de los casos un funcionario.
No les estamos trasmitiendo la idea de que ellos pueden también desarrollar programas para que los usen muchas personas, que tienen los conocimientos técnicos fundamentales para aprender mucho más e intentar cosas nuevas. Ni siquiera le enseñamos la “culturilla básica” que considero debe tener un informático apasionado.
¿Cuántos ingenieros conocen Slashdot o Barrapunto? ¿cuántos han participado en proyectos de software libre? ¿quiénes han mirado el código que otros han desarrollado? ¿cuántos se han presentado en uno de los tantos concursos de programación? ¿cuántos leen los ensayos o artículos de Larry Wall (genio del Perl), Paul Graham (gurú de las start-ups), Joel Spolsky, Marc Andreessen (creador de Netscape) o Lawrence Lessig (creador de Creative Commons)? ¿cuántos además de hablar y exigir tanto Java desde el primer día leen el blog de Jonathan Schwartz (CEO de Sun)? ¿cuántos consultan o colaboran con la Wikipedia? ¿cuántos están deseosos de hacer programas que lo use “la gente” que no “las empresas”?
Te puedo asegurar que una minoría –también de profesores– saben de lo que hablo en el párrafo anterior. Eso es una pena, pero creo que tiene mucho que ver con la motivación que sienten por la carrera que han elegido.
Lo digo siempre en plan provocador. Sí, si queremos cambiar la universidad habría que despedir al 50% de los profesores –yo entre ellos– pero para ser coherentes también deberíamos echar también al 80% de los alumnos.
Al final el debate de fondo es si queremos universidades de elite como Stanford o MIT o universidades más “sociales”. Yo apuesto indudablemente por la segunda opción, tiene sus ventajas sociales indiscutibles, pero también sus problemas asociados: escasez de [buenos] profesores, salarios más bajos, menos infraestructuras per capita, aulas masificadas, alumnos sin la motivación de los de la “elite”, etc.
Si queremos mantener este modelo nos encontraremos con esos difíciles y complejos problemas, pero habría que evitar las simplificaciones demagógicas. En cambio estaría muy bien que atacásemos el problema fundamental y que no requiere de grandes presupuestos, ¿cómo hacemos para motivar primero a los alumnos y luego a los profesores?
Si minimizamos ese problema quizás lo otro que hace falta para formar emprendedores viene solo: mucho morro, autoconfianza y dejar de buscar la seguridad de ser empleado de una gran empresa, que con un título de ingeniero a los 24 años y viviendo con los padres no tienen absolutamente nada que perder si prueban algo distinto. Si hasta un triste profesor cuarentón de sistemas operativos asociado un amiguete programador “free lance” y programando en ese lenguaje tan cutre como el PHP le piden entrevistas ¿por qué no ellos que comienzan sabiendo infinitamente más que yo a su edad [*]?😉
[*] Lo digo muy en serio, no hay color entre la carrera que hacen mis alumnos con la que he hecho yo.

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. mhz said, on diciembre 16, 2007 at 10:56 am

    No es que quiera hacer la pelota pero… no sé que pasa con los programadores, ingenieros y demás estudiantes de tu país que cuando montan un proyecto (sea en Argentina, sea en otro lugar del mundo)hacen cosas brutales sobretodo relacionadas con software libre o blogs: Menéame, Tuquito, Ututuo…
    Y lo que me comentaste del sueldo de programadores aquí la cosa (en Lleida, España :P) también esta bastante mal si vas a trabajar en una empresa, vas a ser un mileurista más a no ser que trabajes en esas empresas que fabrican juegos para celulares en J2ME…que entonces te pagan la comisión de ventas…
    Galli tiene más razón que un santo, y la verdad yo menos en presentarme al concurso de programación (programo fatal x’D) intento submergirme en este mundo. Pero es muy triste que mucha gente pierda el tiempo en boludeces de páginas que sólo tratan de “geeks”, “freaks” y tontainas que se van a vivir el japón y te cuentan como es…. O peor es en mi univesridad. Esta TERMINALMENTE PROHIBIDO JUGAR, y en la 3a planta que se supone que son clases para desarrollo y prácticas vees la gente jugando al WOW y al Unreal. Es tan triste que se confunda la informática con ser aficionado a los juegos….Ais que pena madre mía.
    Pero también voy a hablar mal de la UNR, no sé si te acordás de un boludo que dijo que había inventado la máquina perpetua del movimiento… CON IMANES!!! Menos mal que la noticia no pasó de una simple anécdota en barrapunto.com, youtube y algún diario local de Rosario.
    En fin que te vaya bonito muchacho!

  2. Jorge said, on diciembre 16, 2007 at 3:58 pm

    Lo de la educación es todo un tema. La cita es más que interesante porque nos permite ver el punto de vista de un profesor universitario (medio friki, un detalle importante). ¿Cuántos de nosotros se han sentado a charlar con un profesor sobre estas cuestiones?
    En fin, creo que el problema en realidad es que nosotros (los estudiantes) no queremos estudiar, y los profesores no quieren trabajar😀

  3. mhz said, on diciembre 16, 2007 at 6:07 pm

    Pues yo he hablado con muchos profesores de eso. Como dices tu Jorge…. depende del alumno y del profesor. Por ejemplo este año me gusta charlar con los profesores “sacrificados” lo que se pasan media vida en la universidad investigando y te reciben con los brazos abiertos ante cualquier duda y no te exigen prisas para que te vayas. A estos los admiro y quizás por eso siento que tengo que estudiar más para esas materias.
    En cambio hay otros que estan de interinos o están haciendo el doctorado (si quieren despacho tienen que dar clases, oblgiaciones de mi universidad ja!) y estos te hacen las clases en 55 minutos mal contados y encima se enfadan por si no has echo algo que ellos ni se han molestado a mencionar que tenías que hacer…ya ni digo si lo han explicado o no… digo materia que no han mencionado en su guía didáctica de curso.

    A los que trabajan no me importa tirarme 3 horas para estudiar esa materia, a los que no la verdad es que les mandaría a la mierda y no iria ni a sus clases porque encima te llegan tarde ¬¬””. Un profesor te puede influenciar demasiado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: