Keep Walking

Manifiesto Masculino (dejemos esto en claro de una vez por todas)…

Posted in Blogudeo, humor by Martín on julio 12, 2007

Bueno, quizás ya lo hayan visto, pero es bueno publicarlo para dejar las cosas en claro.
Esto me lo mandó por mail un corresponsal secreto.
Si, es una cadena, no es necesario ser muy perspicaz que digamos para verlo.
Así que, sólo por ésta vez, voy a sucumbir ante el nefasto hábito que tanto aborrezco.
De todos modos, he aquí un mensaje para los amantes de las cadenas, sería más saludable para todos que abran un weblog y nos ahorren espacio de almacenamiento en nuestras casillas de e-mail.
Acá va.

Querida Mujer:

  1. Si pensás que estás gorda, es muy probable que sea cierto. No preguntes. Me negaré a responder. Y las balanzas no mienten ni están desajustadas. Para eso las inventaron, para pesar.
  2. Si querés algo, pedilo. Dejemos esto en claro: Los hombres somos simples. Las indirectas sutiles no funcionan. Las indirectas directas no funcionan. Las indirectas muy obvias tampoco funcionan. Por lo tanto, decí las cosas tal como son, no como a vos te parece que a mi me parecería que son. Si pudiera leer el pensamiento hace rato que sería millonario.
  3. Si hacés una pregunta para la que no querés respuesta, no te extrañes al recibir una contestación que no querés oír. Mucho menos te enojes cuando, con masculina simpleza, te de exactamente ésa respuesta que no querés. Preguntas como “tenés una amante?” no conducen a nada
  4. Somos simples. Si te pido que me pases el pan, por favor, solo quiero decir eso. No te estoy reprochando que no está puesto sobre la mesa ni estoy insinuando que preferiría Criollitas. No hay segundas intenciones ni mensajes ocultos… De verdad, todos los hombres somos simples.
  5. La respuesta a la pregunta “está la cena?” es si o no. No hace falta que me expliques que con todo lo que tuviste que hacer en el día estás atrasada y no tenés la cena a tiempo para el “señor”. Tampoco tenés que recalcar que no valoro nada de lo que hacés.
  6. Somos simples. No hace falta que preguntes en qué estoy pensando. El 96.5% de las veces será en “Futbol” o “Sexo”. Y no, no es que seamos unos “pervertidos”, es simplemente lo que más nos gusta.
  7. A veces no estoy pensando en vos. No pasa nada. Por favor acostumbrate a eso. No me preguntes en qué estoy pensando, a menos que estés lista para hablar de temas como política, economía, futbol u otra cosa.
  8. Sábado = Parrillada o Pizza = Amigos = Cervezas = Futbol. Esto es como la luna llena o la marea. No se puede evitar. Esto no significa que los quiera a ellos más que a vos
  9. Ir de compras no es divertido, y no, nunca voy a considerarlo de esa manera. Mucho menos si no se ni siquiera lo que ando buscando ni me sobra la plata para gastarla en cosas que no necesito.
  10. Cuando tengamos que ir a alguna parte, absolutamente cualquier cosa que te pongas está bien. De verdad.
  11. Tenés suficiente ropa. Tenés demasiados zapatos. Y las ofertas de ropa no son reales. Comprar lo que vale $100 con 20% de descuento no es lo mismo que ahorrar $20.
  12. Llorar es, por completo, al pedo. Además, a no dudarlo, es chantaje. Así de sencillo.
  13. El salón de belleza no es lugar para los hombres. Para eso hay peluquerías. Además, no hay corte, tinte o peinado que valga lo que ustedes pagan, para que luego se quejen de que no les gustó y paguen el doble por corregirlo. Como los hombres somos simples nos es imposible notar a simple vista que se hicieron “rayitos” o “reflejitos”. No es desinterés es sólo falta de entrenamiento.
  14. Somos simples. Necesitamos instrucciones precisas para poder ahorrar tiempo. Conversaciones como: Gordo, alcanzame las llaves – Donde están?- En mi cartera- En cuál de todas?- En la azul – Donde la dejaste?- Abajo- En qué lugar?- Sobre la silla- Qué silla?- La del comedor… Podrían, en nuestra simpleza, reducirse a: Me alcanzás las llaves que dejé en la cartera azul sobre la silla del comedor?
  15. La mayoría de los hombres tenemos (a lo sumo) tres pares de zapatos. Es más, yo tengo dos. Insisto somos simples. Siendo así, ¿qué te hace pensar que sirvo para decidir cual par de los veinte que tenés te va mejor?
  16. Respuestas sencillas como un “si” o un “no”, son perfectamente aceptables para cualquier pregunta.
  17. Nuestro concepto del tiempo es sencillo. No estudiamos a Einstein. Las veinte y treinta son, a lo sumo, las ocho y media pero nunca las diez. Si fijamos un horario no es calculando una hora de margen. O acaso los partidos de fútbol no empiezan puntuales?
  18. Acude a mi con un problema sólo si quieres ayuda para resolverlo. Para eso sirvo. No me pidas empatía como si fuera yo una de tus amigas.
  19. Una uña con el esmalte saltado, o una media corrida no son un problema. Creeme que los hombres, simples como somos, lo último que vemos en una mujer son sus uñas. Quien te diga lo contrario miente, o te lo dice para ver si así logra lo que en realidad pretende el 96.5% del tiempo.
  20. Si algo que dije se puede interpretar de dos formas distintas, y una de ellas hace que te entristezcas o te enojes, mi intención era decir la otra, aunque vos invariablemente vas a optar por la otra interpretación y estaremos discutiendo al pedo. Somos simples, no leemos entre líneas y mucho menos hablamos entre líneas.
  21. Todos los hombres vemos nada mas que 16 colores. Manzana y Durazno son frutas, no colores. Por cierto, ¿que es el color “fucsia”? Es más: ¿Cómo carajo se escribe?
  22. La cerveza o el vino nos emociona tanto como a ustedes los bolsos, la ropa, los perfumes, la desgracia de las vecinas y el divorcio de tu compañera de trabajo.
  23. Fumar un buen puro, es tan disfrutable como tener una buena sesión de sexo. Así que no me arruines el momento pidiéndome que lo apague.
  24. Nuestra simpleza nos permite separar el sexo del amor. Podemos salir una noche y tener sexo sin que eso signifique que queremos vivir juntos para siempre.
  25. Somos simples, conceptos abstractos como compromiso, fidelidad, matrimonio son muy elaborados para nosotros.
  26. No hagas que te diga que te quiero cada veinte minutos. El no repetirlo no hace que el amor desaparezca. Si te digo que te quiero te querré, hasta que te diga que ya no te quiero más, aunque pasen veinte años. Y obviamente, tampoco es necesario que trates de averiguar cuánto te quiero.
  27. Si te pregunto si pasa algo malo y tu respuesta es “no, nada”, te creeré al pie de la letra y reaccionaré como si nada malo pasara. No voy a buscar otro significado, pues mi pregunta fue clara y directa.
  28. La simpleza del hombre radica en que es un animal instintivo. La mujer es un ente emocional. No le pidas peras a un manzano.

No estamos solos en la lucha…

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. emi said, on julio 13, 2007 at 6:47 pm

    Muchos son tan veridicos. Muy bueno


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: