Keep Walking

So fucking tired.

Posted in Diario by Martín on diciembre 16, 2006

Yo no sé que mierda pasa. Pero cuando uno está cansado empieza a pensar boludeces.
Boludeces que son menos dañinas que las pelotudeces que uno piensa cuando está al pedo.
Porque cuando estás al pedo te empezás a hacer la cabeza por cosas totalmente triviales. Como por ejemplo, “por qué estoy sólo?”; “qué busco?” ; “a dónde voy?” ; “por qué peleo?” ; “hay vida en Egipto?” ; “El titanic esquivó una foca y por eso le dió al iceberg?” ; y demás huevadas por el estilo que te terminan carcomiendo el espíritu de las formas más triviales.
Pero cuando trabajaste 11 horas, estudiaste 2, dormiste 4 y perdiste el resto haciendo trámites, ya pasás a una fase de rotundo delirio.
Ojo, que no es un delirio tan “volado”. Porque entre todo ése delirio, las cosas banales, se ven realmente banales, insustanciales como son.
Por ejemplo, viene alguien que labura 6 horas por día, gana el doble que vos, y ni siquiera tiene que estudiar y te dice algo como “yo no sé por qué la vida se ensaña conmigo”. En un caso así, una persona sensible preguntaría por qué, y trataría de brindar apoyo quizá. Pero uno lo manda lisa y llanamente a la mierda o, en el peor de los casos, le escupe un ojo, se da vuelta y se va (exceso total, estoy medio chapa hoy).
Este delirio de cansancio puede explotar por el lado de la violencia: “Pendejo de mierda, la próxima vez que tires un cuete te arranco las orejas y te las meto en los bolsillos de atrás para que escuches como te rompo el culo a patadas” ; de la indiferencia (incluso a las situaciones más impactantes): ” Observador:_Acá en la esquina hubo un choque múltiple, hay como quichicientas personas heridas y no sé cuantos muertos! Yo: _Y? Observador: Pero en un auto iba tu hermano!…_Y?”, o bien por el lado chapa (se te piantan tres jugadores, al referí le tiraron una pila sulfatada por el mate, al arquero le agarró diarrea y al suplente le arrancó la rótula el ovejero alemán del cana que está al lado del banco).
Yo paso por las tres instancias de esta locura. A veces todas juntas, a veces una sola por vez. Lo cierto es que llega un punto en el que ya no me importa, no cuido las formas y espero que los que ya me conocen y aprecian me acepten así. Y si no te gusta, andá a hacerte una enema de tachuelas con agua ras!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: