Keep Walking

Video kill the radio star.

Posted in Diario by Martín on agosto 15, 2006

Sucumbí ante el consumismo, me compré un televisor.
Uno pedorro, de veinte pulgadas, pantalla común (no plana, sino más bien redonda…).
Lo puse arriba del roperito para ver televisión desde la cama, bien cómodo.
Debo decir que con esta adquisición mi nivel de pereza ha aumentado un 50% (es decir que ahora estamos en un 150%). Allí quedó Umberto Eco con su péndulo de Foucault oscilando casi imperceptiblemente, colgado del banquito símil mesa de luz, al costado de mi lecho de flojedad.
Esto de absorber contenidos (algunos programas ni siquiera los tienen) como una esponja, sin ningún reparo, se hace vicio bastante rápido.
Veremos en uno o dos meses, cuál es el impacto económico de dicha adquisición, en la boleta de luz. En caso de ser profundo, me abocaré a caminar a oscuras, cocinar a tientas y reconocer objetos al tacto, mientras la PC y la tele están encendidas…

Tagged with: ,

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Kana said, on agosto 16, 2006 at 9:35 am

    Yo la hice mejor, me compré el reproductor de DVD antes que el televisor, por lo tanto no estoy tentado de usarlo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: