Keep Walking

Alive!

Posted in Diario by Martín on junio 27, 2006

Luego de meditarlo y pesar pros y contras de una nueva propuesta laboral, me decidí por el cambio.
Si, no tengo contrato, debo facturar al estado, pero hicieron falta sólo un par de días para empezar a darme cuenta del cambio que está sucediendo en mí poco a poco. Estoy volviendo a la vida.
Una jornada de 7 horas diarias es, aunque tengamos un día agitado, mucho más soportable que una de 9 (que se puede prolongar hasta 10, incluso 10 horas y media). Me atrevería a decir que sería una buena meta a conseguir por cualquier organización, es decir, la de lograr una jornada legítima de siete horas sin perder productividad.
Por ahora no hago demasiado, como siempre cuando uno recién comienza, aunque debo admitir que estoy haciendo más de lo que hacía en los comienzos de mi anterior empleo.
Percibo una motivación extra (más allá de la de haber conseguido una paga más justa), la de investigar.
Quizá esto último determine un nuevo impulso en mi carrera, el último y definitivo… Veremos.

Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: