Keep Walking

Uno se va acomodando, vió.

Posted in Diario by Martín on febrero 28, 2006

Dos semanas han pasado y ya nos vamos organizando mejor.
Llegar a casa y hacer lo que se te cante, cuando se te cante, es lo que yo defino como práctica salubre, ó sanidad mental.
El disponer del baño cuando uno quiera, sin tener que esperar a que tal otro se bañe primero porque se tiene que ir temprano.
El cocinar fideos sin que nadie diga “fideos?!?!, estoy podrido de fideos!”.
Dejar remeras colgadas en las sillas de la cocina.
Fumarse un cigarrillo sin tener que salir al patio.
Sí, son cosas que a otros podrán parecerles estúpidas, cuestiones vanales, superfluas incluso. Pero se siente distinto. Uno no tiene obligaciones de convivencia más que para con uno mismo.
Por supuesto, esto no significa vivir sobre una pila de basura.
También hay que limpiar, ordenar de vez en cuando, etc.
Pero los resultados redundan en beneficios para uno mismo. (Dije uno ya?). Sí, es egoísta, pero hace bien.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Kana "eXtreme Potrero" said, on marzo 2, 2006 at 2:45 pm

    Jeje, sí sí. Que bueno es dejar las remeras tiradas y que tu vieja no te diga “¡esto es un chiquero!” a pesar que era mi pieza y yo hacía lo que quería.
    Por eso, después de vivir solo irse a vivir con otra persona es casi como volver a un estado anterior, con la diferencia de que… ¡esa persona no es tu vieja!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: